Qué pruebas hace Continental a su neumáticos dentro del proyecto VisionZero

ContinentalAnualmente el fabricante alemán de neumático Continental prueba un total de 140.000 gomas que ruedan 200 millones de kilómetros.

El equipo profesional de la compañía tiene un equipo de pilotos que llevan adelante unos 67 mil test dando unas 500 veces la vuelta al mundo antes de la aprobación de una innovación para salir al mercado.

Continental al frente de la innovación del neumático

El compromiso de siniestralidad bajo el concepto de VisionZero se asienta en base a la garantía de cumplir los estándares de calidad de los neumáticos.

Por ello, ninguna innovación se pone en el mercado sin haber pasado con éxito las pruebas más exigentes.

Continental busca el límite de cada modelo en las diferentes localizaciones a lo largo del mundo en sitios como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Suecia, España y el circuito Contidrom de la ciudad alemana de Hannover.

El frenado como objetivo

Continental prueba sus neumáticos con el sistema AIBA (Analizador de Frenado cubierto Automatizado), mediante el cual se pone a la vanguardia en materia de seguridad sobre mucho de sus rivales o competidores.

 

Este proceso que se lleva a cabo en la sala de la pista de Contidrom, en Hannover, se realiza con un coche de prueba no tripulado que alcanza velocidades superiores a 120 km/h para luego ser sometido a frenadas sobre superficies de rutas intercambiables.

Este método cuenta con el accionar hidraúlico que se consigue con almohadillas estandarizadas que llevan al máximo el rendimiento de los neumáticos.

 

Estas pruebas se realizan a lo largo de todo el año en diferentes superficies secas y mojadas, mientras que las tareas sobre hielo se llevan adelante en un carril separado.

Continental, mediante el uso de este proceso, ha podido obtener el procedimiento de prueba de frenado con mayor precisión del mundo, como así también un mejoramiento de la reproducibilidad cercano al 70 por ciento.