Neumáticos que protejen llanta

Neumáticos que protejen llantaNeumáticos que protejen llanta

Ya sabéis que existen muchos tipos de neumáticos disponibles en el mercado (simétricos, asimétricos, direccionales, de perfil bajo, ecológicos, para monovolumen, etc., etc.). Hoy vamos a hablar de los que presentan una característica muy concreta: los neumáticos que protegen las llantas.

Llanta protegida con estos neumáticos

Como su nombre indica lo que hacen es cuidar de que las llantas no reciba golpes, especialmente cuando al hacer maniobras para aparcar chocamos contra el bordillo de la acera (un verdadero problema para aquellos conductores que no tienen especial habilidad para ello). ¿Cómo lo consigue? Pues de una manera muy sencilla. Este tipo de cubiertas llevan un perfil de caucho (conocido como anillo o cordón) que recorre toda la circunferencia del neumático sobresaliendo por encima de la llanta. De este modo, lo que consigue es que si se produce el desagradable “bordillazo” sea el neumático quien recibe el golpe y no las llantas.

Especialmente para neumáticos de perfil bajo

Que el neumático tenga protector de llantas es una característica que combina con otras a la hora de elegirlo. Los neumáticos con perfiles por debajo de 45, 40 y 35 ya suelen llevarlo, porque al ser muy bajos la llanta queda muy desprotegida y, como consecuencia, expuesta a recibir muchos golpes. Sin embargo, no es habitual encontrar neumáticos de perfiles altos (de más de 55) con protector de llanta porque,  al ser tan altos, la función protectora la hace la propia cubierta.

Un último consejo. Que vuestro coche lleve neumáticos con protector de llantas no significa que podáis aparcar como si tuviérais un vehículo todoterreno haciendo una ruta 4×4. La llanta no sufrirá los golpes, pero el neumático sí y podéis provocarle grietas, deformidades y hernias que multiplican el riesgo de sufrir un reventón. Así que maniobrad con delicadeza, no lo olvidéis.