La técnica del recauchutado de neumáticos, ¿cómo lo hacen?

Recauchutado de neumáticosEl recauchutado se utiliza cuando el desgaste del neumático se ha producido en muy poco tiempo, después de realizar un gran número de kilómetros.

No todos los neumáticos han sido construidos para que después puedan ser recauchutados. Y ¿qué neumaticos son susceptibles de recauchutar? Pues los diseñados para camiones, autobuses ó aviones. Es decir, para vehículos que van a rodar cientos de miles de kilómetros en muy poco tiempo ó bien, en el caso de los aviones, que sufren unos enormes esfuerzos en sus aterrizajes. No para los turismos (luego veremos porqué).

El recauchutado la nueva vida del neumático

A través del recauchutado a estos neumáticos se les proporciona una segunda vida de dos o tres años más. Las principales marcas conciben estos neumáticos con la intención de llegar incluso al millón de kilómetros.¿Cómo se hace el recauchutado? Como los neumáticos diseñados para ello (camiones, autobuses, etc.) tienen su estructura metálica, se verifica con radiografías (las de los rayos X) para comprobar cómo están los elementos internos. Esto no se puede hacer con los neumáticos de los turismos porque su carcasa es textil y no es posible llegar a ese detalle.

Una vez revisado el neumático, la goma sobrante de la banda de rodadura se elimina y se raspa. Después de esto se comprueba que no tenga ningún otro desperfecto. Y, a continuación, se le añade la nueva banda de rodadura.

Formas de recauchutar

Este proceso se puede hacer de dos maneras. Lo que se conoce como procesos “frío” o “caliente”. Se diferencian en que el primero consiste en pegar una nueva banda premoldeada con una goma que la una al conjunto. Y el segundo, en que se añade goma cruda que después se vulcaniza en un molde, parecido al proceso de fabricación de uno nuevo.Comparte este artículo Compartir Google+ Pinterest