Tasaciones y valoraciones inmobiliarias en Valencia

Si necesitas conocer el valor de tasación de tu vivienda o cualquier otra propiedad así como conocer su valor para poder realizar el reparto de bienes en una herencia, o necesitas una peritación contradictoria en las provincias de Valencia, Castellón y Alicante, puedes contar con nosotros. En bt2asociados contamos con más de 25 años de experiencia en el sector inmobiliario y trabajamos con la máxima seriedad y rigor. Por ello, además, desde nuestra consultoría y aseroría técnica vamos a aclararte una serie de conceptos respecto a lo que es una tasación.

Concepto de tasación y diferencias respecto a valoración

Si estás buscando tasaciones y valoraciones inmobiliarias Valencia, conviene que sepas que las primeras, también conocidas como informes de valoración, son documentos realizados, con arreglo a unos criterios previos, por un profesional competente en la materia con la finalidad de concretar justificadamente el valor de una propiedad inmobiliaria. Dicho con otras palabras, la tasación es un informe realizado según la metodología que marcan las normativas ECO 805/2002 y EHA 564/2008 y donde se certifica la valoración de una propiedad inmobiliaria para una determinada finalidad.
Justamente esa es la principal diferencia respecto a la valoración, en la cual se indica lo que vale un inmueble de manera orientativa y general. Al no hacerse mediante un procedimiento normalizado, carece de validez legal. En bt2asociados  realizamos tanto unas como otras, siempre con el rigor y la seriedad como principios básicos.

Tipos de tasaciones inmobiliarias

Con arreglo a lo que te hemos explicado, hay varias clases de tasaciones inmobiliarias, según el destino que vayan a tener. Así, hablamos básicamente de tasaciones como garantía hipotecaria para suscribir este tipo de préstamos; tasaciones con finalidad legal, para herencias, divorcios, expropiaciones, etc.; tasaciones forenses o con fines judiciales (la diferencia entre estas dos últimas reside, justamente, en que se haya llegado a los tribunales o no); tasaciones de mercado, para conocer el valor real de un bien inmobiliario, y tasaciones periciales contradictorias, cuando el propietario considera que la valoración catastral de su inmueble es más alta que su valor real en el mercado.

¿Quién puede hacer tasaciones y valoraciones inmobiliarias?

Respecto a las primeras, deben ser realizadas obligatoriamente por arquitectos técnicos o ingenieros en edificación si se trata de bienes inmobiliarios residenciales o destinados a comercio. Además, si su destino es un préstamo hipotecario, deben ser hechas por una sociedad de tasación autorizada por el Banco de España. En cambio, las fincas rústicas deben ser tasadas por un ingeniero o ingeniero técnico agrónomo. Finalmente, para construcciones de tipo industrial, son los ingenieros y peritos de este ramo los encargados de llevarlas a cabo.
Sin embargo, una valoración inmobiliaria puede ser realizada por cualquier persona con conocimientos de la materia, aunque siempre es mejor que se encargue a un técnico como los citados anteriormente.
Por tanto, si necesitas tasaciones y valoraciones inmobiliarias en Valencia, Castellón o Alicante, en bt2asociados contamos con todos estos profesionales y estaremos encantados de brindarte la consultoría y aseroría técnica que necesites para tasar tu propiedad con todas las garantías tanto legales como económicas.

 

 

Es frecuente confundir los términos valoración y tasación inmobiliaria, pero realmente son dos conceptos diferentes que buscan objetivos distintos. Según el caso y para qué necesita el cliente realmente el valor de su inmueble convendrá uno u otro.

 

Una valoración es tan sólo un valor o un precio, sin carácter legal, que se le asigna a un inmueble de forma aproximada y en relación al mercado. Puesto que está carente de responsabilidad legal, no es necesario para su obtención el visitar el inmueble ni el realizar un estudio pormenorizado de sus características o condicionantes. Es suficiente con tener en cuenta unos cuantos datos registrales o catastrales para poder realizar un estudio de mercado simplificado que nos permita su valoración.

Su utilidad queda relegada normalmente a calcular un precio aproximado en el momento de poner a la venta un inmueble.

Las tasaciones inmobiliarias en cambio sí poseen carácter legal y por ello el valor fijado obtenido como resultado tras un proceso normalizado de tasación y que aparece en el informe final, debe estar suscrito por el arquitecto o técnico certificador que lo firma. El proceso para la obtención del valor del inmueble en las tasaciones sigue una metodología más compleja, regulada por la Orden ECO/805/2003 y solamente puede ser suscrito por técnicos habilitados para ello.

Para las tasaciones, existen un mayor número de finalidades posibles, pero éstas son las más frecuentes:

  • Tasaciones hipotecarias. Las realiza un arquitecto o técnico competente bajo el amparo de una sociedad de tasación homologada por el Banco de España.
  • Reparto de bienes en una herencia o en el proceso de separación conyugal. En dichos casos es frecuente que cada parte presente una tasación y si existen discrepancias entre ellas y no se llega a un acuerdo, se suele solucionar en los tribunales con una tercera tasación realizada por un técnico independiente.
  • Tasaciones contradictorias para Hacienda. En una situación de mercado inmobiliario cambiante y a la baja, el valor real por cual se adquiere un inmueble suele ser bastante inferior al que considera la Hacienda Pública como teórico. Por ello y de cara a la cantidad de impuestos a pagar, suele valorar el inmueble con una recarga por encima de la cantidad que realmente se ha pagado. Una práctica extendida y posible para combatir dicho hecho es presentar una tasación del inmueble que certifique que el valor real del mismo para que, si realmente es inferior al considerado por Hacienda, se reduzca la carga fiscal soportada por el inmueble.