Viajar por el mundo

soporte metracrilatoCuando viajas por el mundo tanto como yo, es difícil poder tener un recuerdo de cada sitio, pero yo le he conseguido. Soy fotógrafo de una revista de tirada mundial y tengo que viajar por todos los rincones del mundo, mi trabajo me apasiona, es lo que más me gusta del mundo y por eso disfruto muchísimo de mi empleo. Cuando pensé estudiar periodismo no pensé que acabaría sacando fotografías de todo lo que había que expresar, así que cambie de modalidad, a veces escribo algunos artículos que acompañó con mis fotos.

De cada viaje que hago me gusta traerme un recuerdo, algo que me impida olvidar cada sitio que he visitado. Suelo ir a tiendas de suvenir y siempre encuentro unos soporte metracrilato  con postales de la ciudad. Da igual el sitio en el que esté, ya puedo estar en Francia,  en Alemania,  en África  o en España, en cualquiera de estos países, en cualquiera de sus ciudades encuentro postalitas con detalles de los puntos más relevantes y turísticos.  Y tengo que reconocer que me encantan, cada una es distinta, todas tienen un lugar en mis recuerdos,  y toda y cada una de ellas las he comprado en cada uno de esos sitios.  La verdad es que soy una persona muy afortunada, porque gracias al trabajo que tengo puedo recorrer el mundo acompañado de mi cámara. A la que no le gusta mucho es a mi madre, ella vive con el corazón en un puño preocupada por su único hijo, siempre atenta al teléfono, siempre investigando en Internet la zona en la que estoy trabajando.

Aunque voy a sitios muy bonitos y pintorescos también tengo que ir a zonas peligrosas, zonas en guerra o zonas de terroristas, a veces he temido por mi propia seguridad,  ya que en alguna ocasión me he metido en zona hostil y me la he jugado. Mi madre dice que no aprecio mi vida ni su salud, ya que según dice ella algún día le va a dar un infarto. Procuro llamarla todos los días,  y decirle que estoy bien y que no he hecho nada peligroso aunque ese día haya estado a un paso de la muerte. Esos detalles no tengo por qué contárselo. Y es que yo he elegido mi manera de vivir y tengo que decir que me encanta mi vida y pienso disfrutar al máximo de ella.